10 profesiones que suponen un riesgo para la audición

La pérdida auditiva ocasionada por una exposición prolongada a fuentes de ruido en el trabajo es un grave problema que afecta a trabajadores de todo el mundo.


Ya sea por el entorno laboral o bien por el uso de ciertas herramientas o maquinaria, la exposición a la contaminación acústica superior a 85dB en el trabajo de forma prolongada, puede llegar a desencadenar una pérdida auditiva inducida por el ruido.

Trabajos con riesgo de pérdida auditiva

Listado de los 10 trabajos más perjudiciales para la audición y que pueden provocar pérdida auditiva:

  1. Personal aeroportuario de control de tierra. Los ruidos procedentes del despegue y el aterrizaje de los aviones alcanzan los 140 dB. El trabajo como controlador aéreo, es considerado uno de los más perjudiciales para el aparato auditivo. Además, a medio-largo plazo es el que presenta mayores posibilidades de sufrir una pérdida auditiva inducida por el ruido.

  2. Pilotos de Fórmula 1. El ambiente de estar en una cabina de coche de Fórmula 1, puede superar los 135 dB. Para ello se recomienda al piloto el uso de protectores auditivos.

  3. En la actividad minera llegan a conseguir los 135 dB. El uso de herramientas o máquinas en cualquier entorno laboral genera importantes niveles de ruido.

  4. Obreros de la construcción. La maquinaria pesada de la industria de la construcción utilizada por la mano de obra crea un ambiente ensordecedor. El martillo neumático es considerado uno de los aparatos más ruidosos, alcanzando la escala de 130 dB.

  5. La maquinaria utilizada para el trabajo de la carpintería, como es el uso de motosierras o taladradoras, consiguen niveles de ruido de hasta 120 dB.

  6. Músicos, DJ´s, técnicos de sonido o camareros de discoteca. Estos trabajadores escuchan de forma continuada la música a altos volúmenes. Además, se exponen al ruido ambiental procedente de los mismos espacios nocturnos como son las discotecas o bares. Estos lugares sobrepasan los 115 dB.

  7. Los jardineros corren el riesgo de padecer una pérdida auditiva por el ruido de las desbrozadoras y cortacésped utilizadas para desempeñar el cuidado de jardines. Estos ruidos llegan a los 107 dB.

  8. Mensajeros y repartidores monitorizados. Las motos es uno de los medios de transporte más bulliciosos. Si a esto se le suma la combinación del ruido generado por la fuerza del viento al conducir, se alcanzan sonidos de hasta 103 dB.

  9. Profesores de guardería. El ambiente de trabajo en entornos infantiles como colegios y guarderías se caracterizan especialmente por sonidos como lloros, pataletas, gritos y canciones. Todo esto supera en la mayoría de los casos los 85 dB.

  10. Peluqueros/as. El ruido procedente de varios secadores de pelo funcionando al mismo tiempo, llegan a lograr los 85 dB, siendo un perjuicio en la capacidad auditiva de los profesionales.

¿Cómo prevenir la pérdida auditiva?

Para prevenir la pérdida de audición inducida por ruido en estos trabajos, las empresas deberán desarrollar planes de prevención de riesgos laborales para reducir los posibles peligros hacia los empleados de la mejor manera posible.

En la actual legislación española, las empresas tienen la obligación de dotar protección acústica al personal laboral, cuando el ambiente de trabajo supera los 85 dB. Para su prevención los trabajadores también podrán seguir algunas recomendaciones como son:

  • Evitar la exposición en la manera de lo posible.

  • Utilizar tapones o protectores auditivos especiales en el entorno laboral para poder reducir la intensidad de los ruidos externos

  • Realizarse pruebas auditivas de forma periódica, cada 3 o 6 meses.

Solicita información en nuestros Centros Auditivos de Santander y Torrelavega.

Pídenos consulta en nuestros Centros Auditivos Oye+.

Y nunca olvides que tu salud es lo primero.

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo ¡Gracias! Esperamos que vuelvas.

Todas las Noticias