Qué es la Hiperacusia: síntomas y tratamientos

Se conoce como Hiperacusia a la hipersensibilidad a los sonidos cotidianos, quienes la padecen reaccionan de manera negativa a sonidos que otras personas no identifican como molestos.



A continuación, te explicamos cuáles son sus síntomas y tratamientos. Hiperacusia: la intolerancia a los sonidos.

Los pacientes que sufren Hiperacusia sienten una incomodidad física ante la exposición a estos sonidos y su reacción viene determinada por las características físicas, el espectro y la intensidad del ruido.

Al disminuir la tolerancia a los sonidos, la Hiperacusia provoca malestar e incomodidad a quienes la padecen. Esta patología se origina en el interior de las vías auditivas, a diferencia de la fonofobia que se encuadrada dentro de los trastornos fóbicos. En un 60% de los casos, las personas con Hiperacusia sufren también acúfenos, aunque según indica la revista Gaceta Audio solamente el 1,5% de la población general presenta una disminución de la tolerancia a los sonidos ambientales y requiere comenzar un tratamiento.

Síntomas más comunes de Hiperacusia.

Las personas con Hiperacusia sufren una disminución de la tolerancia a los sonidos que se encuentran por encima de los 90 dB, cuando una persona con audición normal puede soportar sin malestar sonidos hasta los 120 dB. Esta intolerancia a los sonidos corrientes condiciona la vida diaria de los pacientes a los que incluso el roce de la tela puede generar malestar e incluso dolor. Los afectados por la Hiperacusia coclear, el tipo más frecuente de esta patología, además de la intolerancia a los sonidos pueden sufrir dolor en el oído, ataques de pánico, episodios de llanto, acúfenos y sensación de objetos extraños. Estos síntomas generan en las personas con Hiperacusia niveles elevados de estrés y ansiedad, pues les preocupa escuchar algún sonido que active estos episodios.

Las causas de la Hiperacusia.

Hoy en día se siguen investigando las causas de la Hiperacusia y se relaciona esta dolencia con una disfunción del sistema nervioso auditivo. Algunas de las causas más frecuentes son:

  • La exposición a altos volúmenes durante tiempo prolongado.

  • Una exposición repentina a altos niveles de decibelios, como en el caso de un disparo.

  • Síndrome de Ménière.

  • Trastornos de la articulación temporomandibular.

  • Lesiones por cirugía en el oído.

  • Migraña.

  • Depresión.

  • Contusiones cerebrales.

  • Síndrome de Williams.

  • Infección de oído crónica.

  • Acúfenos.

La Hiperacusia puede presentarse en personas que sufren pérdida auditiva o no pues no está relacionada con los umbrales auditivos.

Tratamientos para la Hiperacusia

Una vez diagnosticada la Hiperacusia el especialista recomendará un tratamiento para disminuir la intolerancia a los sonidos. La terapia sonora es el tratamiento con más éxito, con ella se busca reeducar el nervio auditivo para acostumbrarse a los sonidos cotidianos. El paciente irá adaptándose de nuevo a los sonidos mediante una terapia de ruido blanco; los volúmenes se irán incrementando en cada sesión y la duración total del tratamiento dependerá de cada paciente.

Si te ha parecido interesante, por favor, compártelo ¡Gracias! Esperamos que vuelvas.

Todas las Noticias